Exitosa jornada sobre neurodiversidad reunió a personal docente y de salud




Si bien no hay cifras sobre cantidad de personas con TEA en Chile, expertos concordaron en que cada vez se ven más niños/as con esta condición, y recalcaron la necesidad urgente de crear y ofrecer apoyo multidisciplinario tanto en salud como en educación.

Cerca de un centenar de personas participó en la Jornada “Neurodiversidad, espectro autista y telemedicina”, que organizó el Centro Tecnológico de Telerrehabilitación y Neurociencias del Movimiento Humano (CTTN UTalca). La directora de esta unidad, Valeska Gatica, señaló que el alto interés en la actividad tendría explicación en que “la prevalencia de esta condición es muy alta. Uno de cada 44 niños/as en América del Norte y otros países, presenta algún síntoma o diagnóstico de espectro autista”.

Por otro lado, señaló, instancias como esta, multidisciplinaria y de conversación, no hay muchas. Entonces, si tengo un niño/a con espectro autista, ya sea porque soy docente o padre, mi interacción con profesionales de la salud es muy individual. Voy al fonoaudiólogo, a otro lugar al educador diferencial, y así sucesivamente. Cuesta mucho que interactúen”.

“Muchos de nuestros participantes -agregó Gatica- pertenecen al Programa de Integración Escolar (PIE), que si tiene equipo multiprofesional”. En ese sentido detalló que el 80% de participantes provenía del área educación, 10% del área salud y 10% estudiantes de pre y postgrado, colegas y apoderados, recalcando que la capacidad de atención en el país es baja en torno al espectro autista.

“Cada vez se sabe más en torno a esta condición, por lo que deberíamos avanzar a una atención integral, pero es muy difícil de obtener y es costosa. Lo ideal es que se dé la instancia de atención integral, multiprofesional, en escuelas y centros de salud: terapeutas del área salud y educación, que conversen entre ellos, con mayor frecuencia”. Por otro lado, recalcó, “acceder a este tipo de atención integral es carísimo”.

Valeska Gatica resaltó la exposición del director de la Escuela 1 San Agustín de Talca, José Hernández, máster y doctor en Educación, quien se refirió a “La influencia de la gestión escolar en el desarrollo integral de las y los estudiantes”, como referencia a lo que debe suceder en los colegios.

Otro de los expertos fue el académico de la Escuela de Fonoaudiología UTalca, José Sazo, quien presentó el tema “Cómo lograr una comunicación funcional desde edades tempranas en personas del espectro autista”. Al respecto, señaló que lo primordial es “dar muchas oportunidades de comunicación en el día a día: si el niño va a un lugar específico, acompañarlo; acercarnos a su altura física, tratar de ir generando esa comunicación que no se da, hacerlo lo más natural posible”.

Además, resaltó que se puede acompañar la comunicación con el niño/a con apoyos visuales, para ir haciendo puentes hacia el lenguaje. “No siempre vamos a tener lenguaje verbal, por lo tanto debemos entregar oportunidades a los niños y acercarlos día a día a las palabras con imágenes, gestos. Esto último es muy importante, enseñarle al niño a hacer gestos: estirar la manito para pedir algo, con instrucciones concretar como ‘dame, guarda, toma’, y nosotros guiar ese proceso para apoyar esas habilidades que no están. Independiente de si hay un diagnóstico o no, tenemos que abordarlas”.

La académica de la Escuela de Kinesiología UTalca, Andrea Leiton, fue otra de las expositoras, con el tema “El movimiento como herramienta para el desarrollo integral de niños y niñas”. Consultada sobre la masiva concurrencia a la jornada, señaló que “la neurodiversidad y en general el TEA ha aumentado. Cada vez se ven más niños/as con rasgos, y los educadores no saben cómo abordarlo. Por lo tanto el gran porcentaje de audiencia fue del área educación, profesionales que quieren articularse y trabajar en equipos multidisciplinarios pero no saben cómo, porque se desconoce muchas cosas. Entonces jornadas como ésta son muy beneficiosas porque nos muestran las aristas del tema, las distintas visiones y lo que se está haciendo. Porque una cosa es lo que está pasando en el Reino Unido o en Europa, y otra lo que se hace en Chile”.

Sobre este posible aumento del TEA, la profesional señaló que hay varios factores que pueden influir: “Hay más diagnóstico temprano, porque se conoce más de la condición, y hay más pesquisa, tamizaje, que ahora es más sencillo de hacer, incluso en educación hay cuestionarios que pueden hacerse”.

Sobre consejos que puedan darse a la familia, Leiton recalcó la necesidad de jugar con los niños y niñas. “Si el juego es divertido para padres y ñinos/as, éstos lo van a hacer de forma sencilla. Si no hay movimiento, si los padres solo pasan en el celular o la TV, difícilmente puedo inculcarle eso al niño. La idea es conectarse con el cuerpo y disfrutar el movimiento”.