Qué es la sífilis: Preocupa aumento de esta enfermedad en personas jóvenes




Director del Magíster en Ciencias Biomédicas de la UTalca, Sergio Wehinger, entregó detalles de esta infección bacteriana que registra explosiva alza en el norte del país.

En los últimos días el Ministerio de Salud informó el alza de personas contagiadas con sífilis en Chile, especialmente en las regiones de Antofagasta, Atacama y Metropolitana, siendo ésta la enfermedad de transmisión sexual predominante en el país, con el 50% de los casos, por sobre el VIH con el 30 por ciento.

El director del Magíster en Ciencias Biomédicas de la UTalca, Sergio Wehinger, explicó que la sífilis es una “infección sistémica de transmisión sexual provocada por la bacteria treponema pallidum, que puede contagiarse al mantener sexo oral, vaginal o anal… De cada 100 personas que tienen contacto con ella, 30 se contagian. También se puede traspasar de la madre al feto, provocando la mortalidad del 30 a 40% de los fetos infectados y si el niño nace, puede presentar malformaciones”.

El académico agregó que presenta varias etapas: La temprana o inicial, caracterizada por lesiones rojizas llamadas chancro, en la zona genital. “Puede aparecer solo una, que parece lesión de alergia, pero no pica ni duele. Posteriormente al avanzar la enfermedad, puede aparecer este chancro en otras partes del cuerpo como el tronco o palmas de manos y pies, pasando a la segunda etapa de la infección con dolor de cabeza, nódulos linfáticos inflamados, dolor de garganta, fiebre y malestar general”.

Wehinger agregó que es en ésta última donde se suele encontrar la enfermedad con pruebas que detectan anticuerpos poco comunes o extraños que aparecen con la sífilis.

Al ser una bacteria, detalló, tiene tratamiento basado en antibióticos. “Mientras más temprano se detecta, mejor evolución tendrá el paciente. Porque existe una tercera etapa o sífilis tardía, cuando la bacteria lleva años diseminándose por el cuerpo de la persona y puede afectar cualquier órgano, especialmente huesos o sistema nervioso provocando una enfermedad mortal”.

El académico destacó que, a pesar de que existe tratamiento con antibióticos, hay que tener presente el problema de la resistencia a éstos y que, en etapas tempranas de la infección, “durante muchos años los síntomas pueden ser pocos y pasar a una etapa terciaria donde la sífilis puede llegar a ser eventualmente mortal”.

FALTA MÁS EDUCACIÓN SEXUAL

Los motivos del alza de la enfermedad en Chile pueden deberse a la pandemia, dijo el docente de la Facultad de Ciencias de la Salud UTalca, que disminuyó la pesquisa de otras infecciones o dolencias, o la prevención de éstas, así como la pérdida o baja en la percepción del riesgo de contraer la enfermedad, especialmente en hombres jóvenes (15 a 30 años), que es el grupo más afectado por este contagio”.

Wehinger recalcó que -pese a los avances en la educación sexual en nuestro país- “estamos al debe… la mejor cura es la prevención y en ese sentido un comportamiento de vida sexual responsable es lo mejor para combatir las enfermedades venéreas en general. Hay que recordar que un porcentaje importante de las personas que han sufrido sífilis pueden padecer a través del tiempo, otras enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH. Por otro lado, la irritación e inflamación que provoca la infección por sífilis en la zona genital facilita el contagio de otras enfermedades venéreas, como el VIH o la gonorrea”.

Una conducta sexual adecuada en cuanto a la salud, dijo Wehinger, es usar condón siempre y estar atentos a los signos o síntomas de ésta u otra enfermedad de transmisión sexual para consultar a un médico y evitar los contactos sexuales, así como en las embarazadas seguir los controles y exámenes, y evitar tener relaciones sexuales bajo al influencia de alcohol o drogas que impidan tomar decisiones responsables”.