Estudiantes de Kinesiología evaluaron hábitos de 120 niños en colegio de Talca




Pequeños de 3° a 7° Básico evidenciaron tener problemas posturales y de alimentación, por lo que jóvenes de dicha carrera planificaron programas educativos tendientes a lograr una vida saludable. Alteraciones por el excesivo uso de pantallas aparece como lo más complejo.

Con una feria saludable sobre temas relacionados a los efectos del tabaquismo, alimentación y uso de tecnologías, entre otros, cerró el trabajo de estudiantes de 2° año de la Escuela de Kinesiología de la Universidad de Talca, quienes realizaron consultas a 120 niños/as de 3°, 5°, 6° y 7° Básico del Colegio Darío Salas, relacionadas a sus hábitos y estilos de vida.

La docente Viviana Estrada, explicó que la actividad se enmarca en el módulo Intervención Comunitaria I, que es la continuación del curso Salud Pública.

“Se trata de un módulo anual que entrega competencias a los estudiantes, relacionadas con comprender bien las necesidades de la comunidad para poder realizar programas de educación para la salud, y esa comprensión la logran a través de la práctica de un diagnóstico participativo. Desde ahí, obtienen y conocen las necesidades que la comunidad define, para hacer los programas de educación”, explicó la docente de la Facultad de Ciencias de la Salud.

“Este año -agregó la profesora Estrada- trajimos a todos los estudiantes del módulo a este establecimiento escolar donde pudieron realizar el diagnóstico con 120 niños/as de 3°, 5°, 6° y 7° Básico, quienes indicaron tener alteraciones del sueño, de la alimentación y alteraciones posturales por el uso excesivo de dispositivos y pantallas electrónicas. En base a eso los estudiantes de Kinesiología realizaron programas educativos que hoy finalizaron con una feria saludable, en la que participaron los escolares y nuestros estudiantes para hacer una muestra del trabajo que realizaron el segundo semestre”.

Finalmente, explicó que “como hablamos de promover la vida saludable en los escolares, también participó la colega Verónica Ramírez quien realizó una actividad deportiva, de movimiento, que es lo que promovemos los kinesiólogos: que a través del movimiento encontramos salud”.

OJO CON EL USO DE PANTALLAS

Consultada por el tema del mal uso de la tecnología, Viviana Estrada comentó que “el poco control que se hace del uso de estos aparatos está provocando problemas caóticos en los niños/as. No hay una regulación del uso de las pantallas, por lo que algunos señalaron que se duermen a las 6 de la mañana, lo que está acarreando una serie de problemas que ellos mismos manifiestan. Por ejemplo, que les duelen las muñecas o la espalda; por supuesto, alteraciones del sueño, lo que va generando una escalada de hábitos poco saludables que, pensamos -sin duda- es un gran problema de salud pública”.

Ante la pregunta por el rol de los padres en el control del tiempo que pasan los niños/as en estos aparatos, la docente de la UTalca concordó en que son los primeros llamados a ejercer un rol de regulación, por lo que el trabajo realizado con los escolares fue informado a los adultos. “Este trabajo que hacemos es un pequeño aporte, pero debe ser una preocupación de todos y todas”.