8 de septiembre: Día Mundial de la Fisioterapia




Académica de la Escuela de Kinesiología UTalca, Daniela Cerpa, se refiere a la jornada internacional que resalta a la profesión.

Hace 26 años la Confederación Mundial de Fisioterapia (World Confederation for Physical Therapy - WCPT) decidió proclamar el 8 de septiembre como el “Día Mundial de la Fisioterapia”, con el objetivo de conmemorar la creación de la WCPT el año 1951 y reconocer la importante labor en la rehabilitación.

Los/as fisioterapeutas o kinesiólogos/as están presentes en un sinfín de servicios, unidades o áreas de los distintos niveles de salud, desarrollando labores de vital importancia en la restauración del movimiento y la funcionalidad de las personas.

Cada 8 de septiembre, además de ser un día para recordar el camino transitado para ser reconocidos mundialmente, es una jornada especial para reflexionar sobre los retos para nuestra disciplina que traen consigo los nuevos contextos sociosanitarios, ligados a la innovación, inclusión, envejecimiento y salud mental.

En primer lugar, la innovación es un concepto cada vez más presente en la sociedad, ya que involucra nuevas maneras de llevar a cabo la rehabilitación de usuarios, destacando la utilización de diversos softwares y plataformas que permiten la conexión entre el tratante y el usuario de forma directa, encontrando importantes avances de la mano de la telerrehabilitación.

En segundo lugar, la inclusión es uno de los ejes estratégicos de la fisioterapia para los siguientes años. Si bien a nivel nacional se ha avanzado en la formación de kinesiólogos/as en este ámbito, aún se requiere una mayor presencia de la disciplina en políticas públicas de esta índole.

En términos de envejecimiento, las políticas sanitarias de los últimos años han estado volcadas en potenciar el “envejecimiento saludable”, donde kinesiólogos/as se han desarrollado ampliamente desde la investigación, abordaje e inclusive desarrollo de políticas de este ámbito, pero aún quedan importantes desafíos ligados a potenciar el compromiso y rol preventivo de profesionales en la comunidad.

Finalmente, la salud mental corresponde a un nicho que se va expandiendo y donde se requieren soluciones innovadoras a los problemas de esta índole presentes en la rehabilitación.

Complementando lo anterior, la WCPT cada año aborda un nuevo desafío de la fisioterapia, como un mecanismo de unir a las distintas organizaciones disciplinarias de cada país, demostrando la labor que se desarrollan en diversos ámbitos.

Este año en particular, la WCPT declaró como eje primordial la artrosis, enfermedad articular que afecta alrededor de 520 millones de personas en el mundo, donde el ejercicio es la primera línea de tratamiento, siendo clave el rol del fisioterapeuta o kinesiólogo/a en la rehabilitación.

Sin embargo, el mayor desafío de profesión, más allá de lo que demanda el medio disciplinar, es responder día a día a las distintas personas que nos confían su rehabilitación.