Experta llama a prevenir enfermedades del corazón




La mejor opción es siempre evitar estas dolencias con actividad física y comida sana. Son la principal causa de muerte en Chile y el mundo.

¿Sabía usted que prevenir una enfermedad cardiovascular no sólo mejorará su calidad de vida, sino que además le evitará altos gastos en salud? En El Mes del Corazón, la académica del Departamento de Salud Pública de la UTalca, Macarena Said, se refirió a las dolencias más frecuentes a este órgano que sufren los chilenos, siendo éstas la principal causa de muerte en el país y en el mundo.

La docente detalló que en el año 2014 “representaron en Chile un 27.53% del total de defunciones (CIE-10 I00-I99), a expensas principalmente del ataque cerebrovascular y del infarto agudo al miocardio”, agregando que un estudio global de prevalencia publicado el año 2020 en la revista del colegio estadounidense de Cardiología, “mostró que entre los año 1990 a 2019, la proporción de personas que padecen estas patologías se duplicó, siendo la cardiopatía isquémica y el accidente cerebrovascular los principales responsables de las muertes por esta causa”.

“Otros estudios muestran que los años de vida en discapacidad debido a enfermedad cardiovascular también se duplicó, afectado principalmente la calidad de vida de los adultos mayores. La Organización Mundial de la Salud (OMS) menciona la pobreza y el estrés como dos factores clave que contribuyen a un aumento global de las enfermedades cardíacas y cardiovasculares”, recalcó.

Así las cosas, las enfermedades cardiovasculares más comunes en Chile son el ataque al corazón, accidente cerebrovascular isquémico, insuficiencia cardiaca, arritmia y los problemas en las válvulas del corazón.

Said explicó que un ataque al corazón ocurre cuando el flujo sanguíneo se bloquea por un coágulo impidiendo que llegue sangre a alguna parte del corazón. Si corta completamente el flujo de la sangre, la parte del músculo del corazón suministrado por esa arteria comienza a morir. Por otra parte, dijo, “un accidente cerebrovascular isquémico ocurre cuando un vaso sanguíneo que alimenta el cerebro se bloquea, usualmente por un coágulo. Cuando el suministro a una parte del cerebro se interrumpe, las células cerebrales mueren. El resultado será la imposibilidad de llevar a cabo algunas funciones como caminar o hablar. Un accidente cerebrovascular hemorrágico ocurre cuando un vaso sanguíneo en el cerebro estalla. La causa más probable es la hipertensión no controlada”.

Con respecto a la insuficiencia cardíaca, la académica de la Facultad de Ciencias de la Salud explicó que “significa que el corazón no bombea sangre tan bien como debería. Si no es tratada a tiempo, genera cambios morfológicos en el corazón pasando a un estado crónico que a futuro genera otras complicaciones que afectan la calidad de vida de las personas”.

En cambio, la arritmia, se manifiesta con un ritmo anormal del corazón. “Hay varios tipos de arritmias”, dijo Said. “El corazón puede latir demasiado lento, demasiado rápido o irregular. Puede afectar la forma en que funciona el corazón e inducir la generación de coágulos que podrían comenzar a circular en los vasos provocando la detención o enlentecimiento del flujo sanguíneo, la isquemia y luego un infarto por falta de irrigación”, explicó.

Finalmente, la profesional destacó los problemas en las válvulas del corazón.

COSTO DE LOS TRATAMIENTOS

Al ser consultada por los costos monetarios de los tratamientos para superar estas dolencias, Said indicó que varían “dependiendo del tipo de enfermedad cardíaca que tenga una persona. Dentro de las estrategias de tratamiento tenemos las de menor costo, que incluyen actividades de promoción de la salud y la prevención primaria, orientada a hacer cambios en el estilo de vida e intervenir en los factores de riesgo”.

Luego, otras estrategias que incorporan más recursos económicos están orientadas a detectar precozmente la enfermedad para iniciar tratamiento medicamentoso, lo que involucra la realización de exámenes y controles médicos.

Finalmente las estrategias más costosas son aquellas orientadas a curar y tratar la enfermedad (no tratada o no detectada precozmente) e incluye el someterse a cirugías, hospitalizaciones, controles y rehabilitación en la mayoría de los casos.

CÓMO SE PUEDEN PREVENIR

La mejor manera de evitar la aparición de estas enfermedades es llevando una vida de estilo saludable, tanto física, mental y psicológica, evitando la presión arterial elevada, obesidad (problema serio de salud y presenta un marcado incremento nuestro país), tabaquismo y el sedentarismo (el ejercicio regular y disminuye la presión sanguínea, aumenta el colesterol HDL y ayuda a prevenir el sobrepeso y la diabetes; también colabora a disminuir el estrés). Sobre esto último, detalló que se recomienda realizar entre 30 a 60 minutos diarios de ejercicios aeróbicos, como caminar a un ritmo de 6 km/h y evitar estar sentado más de cuatro horas al día.

Otros factores de riesgo modificables son niveles elevados de colesterol, diabetes, consumo de alcohol y el estrés.

Los factores no modificables son el género (hombres presentan enfermedad coronaria a una edad más temprana); herencia (el riesgo aumenta si algún familiar en primer grado ha desarrollado una patología coronario vascular o aneurisma de la aorta) y la edad (riesgo cardiovascular aumenta con el paso de los años, en los hombres desde los 45 años y las mujeres desde los 55).