Cómo influye el medio ambiente en la salud




Directora de la Escuela Tecnología Médica, Marcela Vásquez, señaló la necesidad de contar con un entorno libre de contaminación para mantener una buena salud. Mientras que la directora de Enfermería, Minerva Astudillo recalcó que “el daño del medio ambiente y especialmente la contaminación atmosférica es considerada cancerígena”.

El 5 de junio de cada año se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, fecha que fue promulgada el año 1972 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, “como una forma de que los gobiernos y a las organizaciones centren sus esfuerzos en motivar a las personas y comunidades, para que se conviertan en agentes activos del desarrollo sostenible y de la protección de la naturaleza y los entornos”, señaló la académica de Tecnología Médica, Marcela Vásquez sobre esta efeméride.

LLa consigna de este año “Una sola Tierra”, es la misma usada durante cinco décadas. “Ella destaca la necesidad de vivir de forma sostenible, en armonía con la naturaleza, a través de cambios sustanciales impulsados por políticas y elecciones cotidianas que nos guíen hacia estilos de vida más eco-amigables”, explicó.

Vásquez agregó que “un medio ambiente saludable es vital para garantizar una vida sana y promover el bienestar de la población. La naturaleza brinda al ser humano gran cantidad de beneficios para la salud física y emocional, un ejemplo de ello es la terapia de Baños de Bosque o Shinrin Yoku, término acuñado en Japón en los años 80, que es una terapia de sanación a través de la naturaleza”.

“Se ha demostrados -dijo la académica- que los árboles liberan fitoncidas, compuestos volátiles que penetran a través de los pulmones y la piel de las personas, siendo capaces de inhibir el desarrollo de microorganismos patógenos, aumentar y estimular el sistema inmune, normalizar el ritmo cardíaco, entre otros efectos”.

Dicha terapia consiste en caminar lentamente por un entorno natural “disfrutando y experimentando la atención plena a través de los cinco sentidos, percibiendo el aroma de plantas y árboles, el sonido del viento, la diversidad de colores y la textura de la vegetación”, señaló la profesora, quien agregó que la Corporación Nacional Forestal (CONAF) “está implementado este práctica terapéutica en las áreas Silvestres Protegidas del Estado (parques y reservas nacionales, y monumentos naturales) y ha capacitado a los guardaparques en conocimientos y técnicas necesarias para poder guiar esta experiencia”.

“En este sentido, el Jardín Botánico del Campus Talca de la Universidad, brinda un hermoso espacio para recibir los efectos positivos de pasar tiempo en contacto con la naturaleza”, sentenció.

CONTAMINACIÓN Y SALUD

Por otra parte, la directora de la Escuela de Enfermería, Minerva Astudillo, indicó que es vital mantener un medio ambiente sano. “Numerosos estudios demuestran la asociación de la contaminación del aire con enfermedades: Produce reducción de la esperanza de vida y muerte prematura; enfermedades respiratorias, cáncer de pulmón, enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, entre otras.

“Existe evidencia que el NO2 que es emitido por los vehículos está relacionado con cáncer de mama y (en menor evidencia) con cáncer de aparato digestivo y de vejiga. En España se concluyó que el 13% de los partos prematuros y 17% a nacimientos con bajo peso estarían asociados a la contaminación atmosférica”, especificó.

Según la profesora, “la ONU señala que, si las presiones insostenibles sobre el agua continúan al ritmo actual, el 52% de la población mundial estará en riesgo para el 2050: Afectaría el saneamiento básico y provocaría enfermedades reemergentes infectocontagiosas bacterianas y virales, enfermedades gastrointestinales y respiratorias”.

“La gran amenaza de nuestro siglo -dijo - está relacionado al cambio climático y la posibilidad de aumento de la temperatura de la superficie del planeta… Grandes olas de calor, lluvias torrenciales e inundaciones no habituales provocarán migraciones y aumento de enfermedades infecciosas o por exposición a rayos ultravioletas, daños y cáncer a la piel. Se debe hacer un esfuerzo más que urgente para frenar el calentamiento global”, recalcó Astudillo.