¿Por qué es importante tomar leche?




Profesora de la Escuela de Nutrición Emilia Giacaman explicó que esta bebida contiene gran cantidad de proteínas y vitaminas de fácil absorción, esenciales para mantener una buena salud.

Cada 1 de junio es el Día de la Leche, importante alimento que se hizo merecedor de su propia efeméride ya que, según explicó la docente de la Escuela de Nutrición y Dietética, Emilia Giacaman, la leche de vaca “contiene más proteínas que otras bebidas lácteas de origen vegetal o de otro tipo de animales, por ejemplo, que la leche de cabra, que tiene menos concentración de ácido fólico (vitamina B), que es indispensable para el desarrollo de los niños y niñas”, ya que ayuda al crecimiento de los tejidos y al trabajo celular, junto con la vitamina B12 y la vitamina C ayuda al cuerpo a descomponer, utilizar y crear nuevas proteínas; ayuda a la formación de los glóbulos rojos por lo que previene la anemia) y a producir ADN, el pilar fundamental del cuerpo humano, que transporta información genética.

Al contrario, la deficiencia de folato puede causar diarrea, encanecimiento del cabello, úlceras bucales, úlcera péptica, retraso en el crecimiento, hinchazón de la lengua (glositis) y puede llevar a ciertos tipos de anemia. “Se ha comprobado que la leche de cabra puede ocasionar anemia megaloblástica en niños desnutridos, producto del bajo aporte de ácido fólico de dicha bebida”, dijo la docente.

La académica, recomendó además consumir leche semidescremada que en su contenido graso lleva vitaminas liposolubles como las vitaminas A, D, E y K, con mejor absorción. Al mismo tiempo, si bien los tres tipos de leche (entera, semidescremada y descremada) permiten mejor absorción de calcio y vitamina D, recomendó preferir la primera.

Consultada sobre los detractores de esta bebida, Giacaman explicó que no hace daño consumir otro tipo de lácteos, ya sea vegetales o de otros animales, pero la leche de vaca “es la que contienen más proteínas y micronutrientes con mejor calidad de absorción y biodisponibilidad en nuestro organismo”.

¿Quiénes deben consumir leche? Personas de todas las edades, dijo la profesora, “solo irán cambiando los requerimientos. Por ejemplo, en el caso delos adultos mayores, deben preferir productos sin lactosa, porque tienden a ir perdiendo la lactasa… además, los productos del Programa de Alimentación Complementaria del Adulto Mayor (Pacam) que entrega el Ministerio de Salud, contienen vitamina B12 que se ha demostrado disminuye la probabilidad de sufrir Alzheimer”.

En el caso de los niños, dijo la docente, “ellos van a necesitar las proteínas, el calcio y la vitamina D, que son esenciales para la formación de los huesos y dientes; por otra parte, las embarazadas van a necesitar de la leche absorber altas concentraciones de calcio para la formación del feto, y la leche de vaca la tiene, además de mejor biodisponibilidad”.

Si usted tiene intolerancia a la lactosa, basta con que prefiera lácteos sin ese elemento, o en su defecto, recalcó la profesora, se pueden consumir cápsulas de lactasa. Por otra parte, si sufre de alergia a la proteína de la leche de vaca, “es esencial cambiar por otro tipo de leche, hidrolizada, sin la proteína completa que es la que provoca el problema, de esa forma la absorción será la adecuada. Además, es de suma importancia no dar leches vegetales (de almendra o soya, por ejemplo) a niños menores de 2 años que presenten esta alergia, porque se generará una alergia generalizada u otro tipo más grave”.

Giacaman señaló que las personas que llevan una dieta vegana pueden tomar leche de almendras, que contiene proteínas y calcio, pero complementando con otros alimentos. “Lo importante en este caso es asesorarse con un nutricionista porque si bien esta leche contiene proteínas, las tiene en menor número que la leche de vaca y con menor absorción en el cuerpo humano”.