Ojo con el sol: Cuidado de la piel en verano




La docente Marcela Marín entregó recomendaciones para evitar daños en el organismo debido a las altas temperaturas, especialmente el cáncer de piel que, en Chile, representa un problema de salud pública ya que la tasa de mortalidad por melanoma maligno en el país es casi el doble de la mundial.

Un promedio de 30 grados diarios está viviendo este mes la zona central de Chile. Ante este escenario, la docente de la Facultad de Ciencias de la Salud Marcela Marín, entregó algunas recomendaciones para evitar problemas provocados por el sol y el calor.

“Las temperaturas aumentan en verano y por ello debemos cuidar aún más nuestro cuerpo por dentro y por fuera. Algunos cuidados internos podrán incluir nuestra alimentación, más rica en frutas y verduras y beber 2 litros de agua diaria”, señaló.

Externamente -agregó- “podemos ducharnos más veces de lo habitual para prevenir infecciones, sacar el sudor y también, prevenir la deshidratación. Lo ideal es no tomar sol directamente y si se expone el cuerpo se debe usar un protector con alto factor (Fps 50) y luego hidratar las zonas expuestas. Se recomienda usar protección solar en las zonas descubiertas (cara, piernas, cuello, brazos) tres veces en el día, aunque no se tome sol directamente”.

DAÑOS

Según la experta del Departamento de Salud Pública, “la exposición al sol es el causante de arrugas, manchas y sequedad de la piel y, por si fuera poco, del 90% del cáncer de piel. El cáncer de piel es el crecimiento descontrolado de células anómalas de la piel. Se presenta cuando el daño en el ADN de las células de la piel desencadena mutaciones o defectos genéticos que hacen que las células de la piel se multipliquen rápidamente dando lugar a tumores malignos”.

Según Marín, “el melanoma maligno es el responsable de la mayoría de las muertes por cáncer de piel. En Chile, representa un problema de salud pública por el aumento en su incidencia y su mortalidad, lo que se podría evitar con un diagnóstico precoz. Sobre la incidencia, dentro del contexto general de melanoma maligno en 2020, los datos de la IARC evidencian que la tasa de incidencia ajustada por edad en Chile es de 3,0 x 100 mil habitantes para ambos sexos y todas las edades”.

Con respecto a la tasa de mortalidad por melanoma maligno, en Chile es casi el doble de la mundial, “por lo que es importante preocuparse de nuevas medidas de detección temprana para disminuir la mortalidad en el país. s mayor en hombres que en mujeres y hay una tendencia clara que aumenta la mortalidad a mayor edad”, señaló.

EN EL MAULE

La Región del Maule es una de las que presenta mayor mortalidad asociada a melanoma maligno en nuestro país, “probablemente debido al mayor trabajo al aire libre en producción agrícola y mayor exposición a rayos ultravioleta, dice la experta, por lo que “cobra aquí mayor relevancia el autocuidado”.

Según datos publicados en el sitio web del Instituto Arturo López Pérez, en Chile se diagnostican al año más de 800 casos nuevos de esta enfermedad, y aproximadamente 300 personas fallecen por ella. (Fuente: International Agency for Research on Cancer, Globocan 2020).