Beber café a diario aporta beneficios para la salud




En el Día del Café, académica de la Escuela de Nutrición UTalca, Monserrat Morales, explica beneficios de esta tradicional y admirada bebida.

El 1 de octubre de cada año se celebra el Día Mundial del Café. Por este motivo, la profesora de la Escuela de Nutrición y Dietética de la UTalca, Monserrat Morales, explicó que “se denomina café a la bebida estimulante preparada por infusión a partir de las semillas del fruto de los cafetos debidamente procesadas y tostadas. Es muy apetecida por sus características organolépticas, convirtiéndola en una de las más consumidas en el mundo”.

“Contiene una inmensa variedad de compuestos químicos responsables de su calidad sensorial y de sus efectos fisiológicos, como por ejemplo la cafeína, que es un estimulante reconocido del sistema nervioso central y que incide en el estado de alerta del individuo”.

La docente resaltó que “la actividad antioxidante del café no se debe solo a los agentes bioactivos, como los compuestos polifenólicos, sino que también a la presencia de cafeína, ayudando a disminuir el estrés oxidativo. También contiene Mg, K, Cr, que influyen en la actividad de la insulina. Todos estos compuestos actuando en conjunto pueden brindar beneficios a la salud previniendo enfermedades y promoviendo los microorganismos probióticos en el intestino. Estos permanecen en el café descafeinado. Se recomienda tomar 3 a 4 tazas de café al día, ya que proporciona más del 60% de los antioxidantes necesarios para promover la salud en las personas”.

Así, dice Morales, “el café combate el envejecimiento prematuro, disminuye el riesgo de padecer un AVC o una cardiopatía, disminuye la probabilidad de desarrollar DM tipo 2, es fuente de energía positiva, aumenta el rendimiento intelectual y disposición para aprender, previene la cirrosis, retrasa la aparición del Alzheimer, ayuda a disminuir el dolor de cabeza y mejora rendimiento deportivo, entre otros”.

ASPECTO NEGATIVO

Morales explicó que el consumo del café, sin embargo, se asocia frecuentemente con estilos de vida poco saludables, “como con el tabaquismo y el hecho de trasnochar, lo cual le otorga en ocasiones una imagen negativa, que se derriba con las evidencias acumuladas hasta ahora, que sugieren que el café tomado en moderación puede formar parte de un estilo de vida y una dieta saludables”.

“Los estudios que se hagan en el futuro -dijo Morales- deberán paliar la causalidad inversa, usando varias mediciones del consumo de café en diferentes momentos, ajustando los análisis al estado de salud y la presencia de enfermedades”.