OPINIÓN: Día Mundial de la Fisioterapia




Académico de la Escuela de Kinesiología UTalca, Gabriel Rojas se refiere a esta efeméride creada en 1996. Objetivo este año es resaltar la tarea impuesta por el COVID Prolongado o las secuelas que pueden presentar los pacientes afectados por la COVID-19.

Cada 8 de septiembre (desde el año 1996) se conmemora el Día Mundial de la Fisioterapia. La fecha corresponde a la fundación de la Confederación Mundial de Fisioterapia (World Confederation for Physical Therapy, WCPT), institución que busca el avance de la fisioterapia y que sea reconocida a nivel mundial por su importante labor en la mejora de la salud y el bienestar.

La fisioterapia agrupa a profesionales que tienen diferentes títulos en distintos países, en muchos se les llama fisioterapeutas y en otros -como el nuestro- se nos llama kinesiólogos. Sin embargo, es la misma profesión.

Los kinesiólogos o fisioterapeutas desarrollamos nuestra labor en torno a preservar, restaurar y desarrollar el máximo movimiento y capacidad funcional de las personas. Somos capaces de cubrir necesidades (en cualquier edad del ciclo vital) cuando el movimiento y el desarrollo funcional se ven amenazados por procesos patológicos, lesiones, envejecimiento, además de alteraciones congénitas o adquiridas. Ayudamos a las personas a maximizar su calidad de vida en aspectos relacionados con lo físico, psicológico y social, respondiendo con una atención de salud que se sustenta en un modelo biopsicosocial, tomando relevancia en este no solo los padecimiento físicos del organismo y su función, sino que además en el contexto sociocultural de los individuos.

Somos requeridos y estamos capacitados para distintas funciones en el ámbito sanitario, capaces de comprender, analizar, comparar y tratar problemas de salud utilizando procedimientos con la aplicación de movimiento y medios físicos para la promoción, prevención y rehabilitación de la salud, considerándola así un elemento esencial en la vida humana.

Es así como nuestra profesión ha destacado en distintos niveles de atención sanitaria, desde labores en el ámbito ambulatorio hasta servicios de alta complejidad, como también en atenciones personalizadas e intervenciones grupales en áreas ampliamente conocidas, como la rehabilitación musculo esquelética, cardiorrespiratoria, neurológica y salud comunitaria.

Además el kinesiólogo puede desarrollarse fuera del ámbito clínico asistencial en áreas de gestión, promoción, prevención, educación e investigación en salud, las que son fundamentales para hacer crecer nuestra tan importante profesión.

COVID

En el marco de la celebración de nuestro día mundial, el foco 2021 está en el llamado COVID Prolongado, afección que tiene que ver con todas las secuelas que pueden presentar los pacientes afectados por la COVID-19.

Cabe destacar la importancia del fisioterapeuta en el tratamiento y el manejo de las personas afectadas por esta patología, desde la educación en salud y rehabilitación basada en ejercicio físico gradual, intervención terapéutica altamente recomendada no solo en esta afección si no que a modo transversal como eje de la salud de los individuos.