Ejercicio diario y pausas activas pueden evitar enfermedades laborales




Académica de la Escuela de Kinesiología U Talca, Daysi Ramírez, detalló que en Chile, “las enfermedades profesionales más frecuentes dentro del área musculo esquelética son las tendinopatías y las algias profesionales, causadas de una manera directa por el ejercicio de la profesión o del trabajo, destacando dentro de ellas el dolor lumbar”.

El 28 de abril se celebró el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, proclamado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que busca promover el trabajo seguro, saludable y digno. A ello, se suma el Día del Trabajador (1 de mayo), conmemoración del movimiento obrero mundial.

COVID

Debido a la pandemia, ambas fechas conmemoran igualmente a médicos, sanitarios y personas que trabajan en hospitales, farmacias, supermercados y otros establecimientos, arriesgando su salud para poder atender a las personas que lo necesitan. Con ellas, se pretende incentivar inversiones en Sistemas Resilientes de Seguridad y Salud en el Trabajo (SST), los que contribuirán a mitigar y prevenir la propagación del Covid-19 en los lugares de trabajo.

A fin de disminuir el riesgo de contagio y propagación del virus entre los trabajadores, se han adoptado prácticas tales como controles administrativos, modalidades de trabajo a distancia (teletrabajo), desinfección de espacios de trabajo, entre otros. Al mismo tiempo, han aparecido riesgos químicos, impacto psicosocial y enfermedades ocupacionales.

ENFERMEDADES PROFESIONALES

La académica de la Escuela de Kinesiología de la Universidad de Talca, Daysi Ramírez, explicó que en Chile, según la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), “las enfermedades profesionales más frecuentes dentro del área musculo esquelética son las tendinopatias y las algias profesionales, causadas de una manera directa por el ejercicio de la profesión o del trabajo, destacando dentro de ellas el dolor lumbar”.

Ramírez detalló que éstas se asocia a factores propios del paciente y que lo hacen más susceptible de enfermar, como el sedentarismo, la obesidad, el hábito tabáquico, colesterol elevado, entre otros; o a factores externos, destacando dentro de ellos la ergonomía del puesto de trabajo y los movimientos repetitivos. Ejemplo de este último es pasar toda la jornada de pie, frente a un computador en el caso de quienes realizan labores administrativas u largas horas transportando cargas”.

PREVENCIÓN

Según la académica de la Facultad de Ciencias de la Salud, “para evitar el desarrollo de estas enfermedades profesionales, es muy importante que la persona mejore su salud, dedicando mínimo 150 min a la semana de actividad física moderada, siendo este tiempo un fuerte protector para la salud en todos sus ámbitos, no solo físico”.

Junto a ello, el Ministerio de Salud recomienda una pausa activa laboral cada 3 horas. “Cada pausa debe tener una duración promedio de 10 min, en la que se busca sacar al trabajador de su puesto, que se pueda mover dentro del contexto, hacer gimnasia laboral con movimientos de todas las partes del cuerpo, siempre integrando la respiración. Con ello se busca aliviar el estrés, reducir la inactividad física y el sedentarismo, prevenir lesiones posturales causadas por los movimientos y esfuerzos repetitivos como consecuencia del trabajo”, puntualizó la profesional.