Investigación sobre los “Dientes de tiza” destacó en XXII Encuentro Anual de Odontología




Estudios del profesor Vidal Pérez proponen una novedosa teoría que podría ayudar a explicar la causa del MH, defecto que se caracteriza por un esmalte frágil y poroso, altamente susceptible al desarrollo de caries. Esta condición se presenta en aproximadamente un 17% de los niños del Maule.

Más de 300 personas participaron la semana pasada en el XXII Encuentro Anual de la Escuela de Odontología UTalca, donde además de los foros “Mujeres líderes” y “Utalinas en el extranjero”, destacó la presentación de indagaciones científicas de académicos de dicha escuela.

El profesor Vidal Pérez, encargado de organizar dicha sección, señaló que fueron tres los investigadores de la Facultad de Ciencias de la Salud UTalca que participaron con sus trabajos.

El primero pertenece al profesor César Rivera, “académico del Departamento de Estomatología y su objetivo es mejorar la comprensión de las aftas, lesiones ulcerativas más frecuentes de la mucosa oral. Hasta hoy, no se sabe su causa ni cómo prevenirlas. En la UTalca, mediante el análisis molecular de la saliva, su grupo ha descubierto que probablemente el desarrollo de las lesiones se debe a alteraciones metabólicas temporales”, precisó Pérez.

La segunda línea de investigación corresponde a la profesora Juliana Nunes Botelho, académica del Departamento de Pediatría Estomatológica, quien investiga “la posible modulación de la saliva en la caries. Inicialmente, vamos a caracterizar la composición salival de sujetos con y sin caries. En seguida, vamos a desarrollar y testear un nuevo modelo biológico cariogénico, que incorporará esta saliva para imitar un entorno apropiado cercano a la situación clínica”.

Por último, el mismo profesor Vidal Pérez, académico del Departamento de Pediatría Estomatológica, presentó su trabajo que se centra “en la comprensión molecular de la patogénesis de la Hipomineralización Molar (MH). El MH es un defecto de esmalte bastante frecuente que podría contribuir significativamente a la alta prevalencia de caries que presentan los niños(as) de la Región del Maule”.

Sus estudios colaborativos con la Universidad de Melbourne proponen una novedosa teoría podría ayudar a explicar la causa del MH, que “es un defecto de esmalte que se caracteriza por un esmalte frágil, poroso con menor contenido mineral y altamente susceptible al desarrollo de caries, coloquialmente se habla de los "Chalky Teeth" o los “Dientes de Tiza”, por su traducción al español. Esta condición se presenta en aproximadamente un 15% de los niños alrededor del mundo y en 17% de los niños en la Región del Maule. Los estudios muestran que los niños afectados por MH desarrollan más lesiones de caries y de mayor extensión y profundidad, lo que afecta significativamente su calidad de vida”, dijo Pérez.

El profesor de la Escuela de Odontología de la UTalca agregó que “nuestros estudios orientados a la compresión molecular del MH nos han permitido determinar que la causa del MH no es genética, sino que es una condición adquirida que se produce por un daño localizado del esmalte en formación antes que los dientes aparezcan en la cavidad bucal. En término simples, si evitamos que se afecte la formación del esmalte tendríamos dientes más fuertes y un porcentaje importante de lesiones de caries asociadas a dientes con MH, se podrían reducir”.

Vidal Pérez detalló que “paralelamente, la caracterización molecular del MH nos ha permitido transferir ese conocimiento en educación. Hemos colaborado en un sitio web (www.thed3group.org) para informar a la comunidad en general (niños, familias, dentistas generales, especialistas y científicos) información actualizada de esta condición y estamos trabajando en la traducción de este sitio web al español para beneficiar a la población de habla hispana en todo el mundo, especialmente en América Latina”.

Como “Embajador del D3 Group para América Latina” -dijo el académico- “estamos trabajando en una campaña mundial para luchar contra los Dientes de Tiza (https://www.chalkyteeth.org/chalky-teeth.html). Lo que fue presentado recientemente en un taller online organizado por la Universidad de Toronto, donde tuve la suerte de participar como expositor (https://www.thed3group.org/uploads/images/news/D3G-Workshop-2020-info_h.pdf)”.

Las investigaciones publicadas y otras que están en proceso de revisión, “permitirán entregar conocimiento nuevo a la comunidad científica sobre la causa del MH y, paralelamente, educar a la población en general para, de esta forma, mejorar la prevención, diagnóstico y posiblemente el tratamiento de los niños afectados por MH”, recalcó el investigador de la UTalca.

CARIES

Sobre lo que la motivó a hacer el segundo estudio mencionado, la profesora Juliana Nunes detalló que “la caries continúa representando una carga importante para los sistemas de salud de la mayoría de los países, ya que es la condición más común en humanos. Aunque ya se conoce el papel clave del azúcar en la causalidad de la caries, la forma en que otros nutrientes de la dieta y la saliva modulan la enfermedad es poco clara”.

Nunes agregó que “se trata de estudiar tanto de la cantidad de saliva producida, como de su composición. Se ha observado la saliva de personas con caries y hay alteraciones en su composición mineral y proteica, por ejemplo. Cada vez se presta más atención a los factores protectores, incluido el flujo salival, la capacidad de tamponar los ácidos y la presencia del flúor”.

A pesar de la extensa investigación realizada durante las últimas décadas, dijo la académica de la Escuela de Odontología de la UTalca, “la composición óptima de la saliva en individuos sanos aún no está clara y una evaluación más completa de la misma nos permitirá identificar componentes (biomarcadores) y sus funciones en el desarrollo de esta enfermedad”.