Escuela de Tecnología Médica UTalca festejó 56 años con conversatorio sobre Covid y rol de la profesión




Expertos recordaron cómo fue instalar en la región la técnica de detección del Coronavirus, tarea que no estuvo exenta de dificultades y llamaron a la calma en cuanto a esperar una vacuna, ya que -señalaron- es un proceso largo.

En el marco de la celebración del 56° aniversario de la Escuela de Tecnología Médica de la UTalca, se realizó el conversatorio “Pandemia Covid y el rol del tecnólogo médico”. La actividad reunió a los expertos Carolina Díaz, exalumna UTalca y jefa del Laboratorio Clínico del Hospital Regional de Talca (HRT); profesor Marcelo Alarcón, académico Departamento de Bioquímica Clínica e Inmunohematología UTalca y Erika Retamal, directora del Departamento de Salud Pública UTalca.

Díaz comentó su experiencia en el HRT en medio de la crisis, señalando que “todo partió muy rápido. El profesor Alarcón nos apoyó mucho en esta puesta en marcha tan apresurada por la pandemia -del análisis de muestras PCR- y desde entonces nos han llegado equipos desde el Servicio de Salud del Maule; hemos enfrentado los requerimientos de biología molecular con cuatro turnos. Hoy se siente el cansancio, pero seguimos con ganas de trabajar y colaborar. Recién ahora los requerimientos han bajado solo un poco. Estamos recibiendo cerca de mil 200 test diarios. Aunque es fluctuante, los lunes generalmente llegan muy pocas muestras y los viernes y sábado suben mucho; estamos entregando los exámenes prioritarios en 5 horas aproximadamente”.

Por su parte, el profesor Alarcón dijo sobre la premura de la pandemia, que lograron “montar la técnica -en los hospitales de la región la región- con varias dificultades, pero de alguna manera lo sacamos adelante. Como tecnólogos médicos tenemos competencias y no se nos hace difícil, pero había trabas como por ejemplo la falta de kits para la toma de muestras o para el análisis y tuvimos que usar y adaptar los que estaban disponibles, que eran para alimentos. O en el Hospital de Linares -donde partimos con el laboratorio desde cero- pasó que nos falló el equipo, y eso significaba que estaríamos parados varias semanas, pero logramos hacerlo andar en poco tiempo. La labor del tecnólogo médico, en ocasiones como esta, es tremenda”.

MEDIDAS Y PASO A PASO

Consultada al respecto, la profesora Retamal (también tecnólogo médico), explicó las etapas del plan Paso a Paso, señalando que “son cinco etapas de una estrategia gradual, basada en indicadores epidemiológicos. Por ejemplo, toma en cuenta el número de camas UCI ocupadas, casos nuevos, el R efectivo, que es la trasmisibilidad menor a 1 idealmente, es decir, que un caso positivo no contagie a otras personas; también considera el testo y porcentaje de positividad de los testeos. Para pasar a una etapa avanzada de desconfinamiento debiera ser de 2 por ciento de positividad”.

Retamal agregó que la trazabilidad es otro indicador para avanzar o retroceder de etapa de confinamiento: “Esto es, saber cuántos contactos estrechos tuvo un paciente y notificarlos, y en eso estamos al debe, porque tenemos solo cerca de un 2 por ciento de trazabilidad”.

DETERMINANTES SOCIALES

Retamal enfatizó que “las personas no se enferman porque quieran hacerlo. Las determinantes sociales van a influir. Por ejemplo, si hay hacinamiento en una casa, va a haber muchos contagiados ahí, y eso no tiene que ver con que la gente no se cuide o se comporte mal. También influye el tema laboral. Muchas personas no pueden hacer teletrabajo o tienen trabajos precarios y deben salir igual. Por eso decimos que de la estructura social de un país depende el éxito de las medidas sanitarias”.

La académica de la Facultad de Ciencias de la Salud UTalca recalcó que una de las medidas cuestionadas a la autoridad nacional es la comunicación de riesgo. “Es cuando la autoridad de Salud comunica medidas adoptadas en base a la asesoría de los expertos, pero en Chile ha habido una serie de comunicados poco claros, como el tema del carné de inmunidad, por ejemplo. El llamado es a comprender que la mayoría estamos cansados del confinamiento y que empiezan los problemas de salud mental, por lo que hay que buscar y aplicar estrategias comunicacionales que apunten a eso… los mensajes deben ser claros. La comunicación de riesgo debe mejorar”, señaló Retamal.

LA VACUNA

Sobre la tan ansiada vacuna contra el Sars Cov2, el profesor Marcelo Alarcón dijo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha tratado de calmar a la población porque lo más probable es que esté a fines del año 2021 o inicios de 2022. “Este es un proceso largo. La vacuna que más se ha demorado en crearse tomó 16 años y la más rápida, cuatro, y hay virus para los que nunca se ha encontrado una vacuna. Hay que probarla, buscar efectos adversos (que ya se han encontrado algunos). Es bien heroico esto del Sars Cov 2 porque están todos los científicos del área buscando la vacuna”.

En ese mismo aspecto y consultados por el caso de Magallanes, que tuvo un alza ostensible de contagiados, Alarcón dijo que hay que tomar en cuenta que, en el caso de esa región u otras zonas, se puede dar la mutación del virus. “Se ha visto que ha mutado hasta dos veces al mes. Por lo tanto, son muchos detalles los que hay que considerar antes de aprobar una vacuna. Rusia y China informaron que ya encontraron una, respectivamente, pero debe seguir una serie de pruebas y análisis. Y aun cuando se cree rápido y se apruebe, hay que ver cómo se va a distribuir, quién la va a vender, etc. Va a pasar un buen tiempo para tener una vacuna, y probablemente los primeros en recibirla sean los grupos de riesgo, y luego el resto de la población”.

ESTUDIANTES

La presidenta del centro de alumnos de Tecnología Médica UTalca, Escarlet Cerda, mostró su preocupación por la falta de clases prácticas debido a la pandemia. Los profesionales llamaron a la tranquilidad a los jóvenes, señalando que “si bien es cierto que el laboratorio es una parte importante de esta profesión, esta crisis es una oportunidad única para aprender y demostrar como carrera que nuestra labor no sólo está allí. Hay que hacer énfasis en eso”, dijo la profesora Retamal.

Carolina Díaz, dijo al respecto que “la enseñanza que entrega nuestra escuela es potente y sólido, y eso se mantiene en las clases online. La práctica es importante porque apunta a conocer el entorno de trabajo, pero no es imprescindible. Es más valioso una persona con ganas de aprender”.

56 AÑOS

Sobre el aniversario, el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, Carlos Padilla, señaló que “la Escuela de Tecnología Médica de la Universidad de Talca es la más antigua de todas las carreras de esta casa de estudios. El 2 de octubre cumplió 56 años con un reconocimiento transversal a nivel país respecto de su excelencia formativa en el ámbito del Laboratorio Clínico. Fue la primera en Chile en ser reconocida por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) con 7 años, alcanzado el máximo de años que se puede otorgar a una carrera universitaria. Posteriormente accedió por segunda vez a esta alta distinción de excelencia académica. Estas acreditaciones son el reflejo del elevado estándar académico de los tecnólogos médicos y otros profesionales que, con un gran compromiso con la docencia de nivel superior, han logrado entregar a la sociedad chilena profesionales comprometidos con la salud de sus ciudadanos”.

Padilla también destacó que “la gran mayoría de los tecnólogos médicos de la UTalca poseen grados académicos que han permitido una importante capacidad investigativa en las diferentes áreas del conocimiento, logrando una significativa productividad científica, la que se plasma en revistas internacionales de alto impacto. Asimismo, esta capacidad científica permitió ser la base fundamental del capital humano que generó en esta institución el Magíster en Ciencias Biomédicas y, posteriormente, el Doctorado en Ciencias Biomédicas, cerrando un círculo virtuoso que enorgullece a todos quienes han sido formados en las aulas y laboratorios de esta prestigiosa carrera”.

En tanto, la directora de la Escuela de Tecnología Médica UTalca, Marcela Vásquez, dijo que “este tiempo de pandemia nos ha puesto grandes desafíos desde los distintos ámbitos de desempeño de nuestra profesión, los que hemos podido superar exitosamente y sin duda nos han permitido hacer importantes aportes como integrantes de un equipo de salud o formadores de las futuras generaciones”.

Por otra parte, agregó, “tengo la convicción de que esta crisis sanitaria ha servido a los estudiantes de Tecnología Médica para dimensionar y revalorar el rol de la carrera que han elegido para estudiar, motivándolos con el aprendizaje”.