Uso del preservativo es vital para evitar virus del papiloma y cáncer cervicouterino




Hace pocos días se celebró la jornada mundial de prevención del cáncer cervicouterino (26 de marzo), enfermedad que cada año afecta a más de 72 mil mujeres en América, mientras que 34 mil fallecen por este mal en el continente.

En ese contexto, el profesor de la Facultad de Ciencias de la Salud UTalca, Rodrigo Moore explicó algunos alcances de esta dolencia.

La principal causa del cáncer cervicouterino es el Virus del Papiloma Humano (VPH). “Así como existen variantes del Covid, el virus del papiloma también tiene muchas. Algunas son leves y producen alteraciones en las mucosas, verrugas genitales, etc., sin llegar al cáncer. Pero hay algunas de estas cepas que son muy virulentas y dañinas y que sí pueden causar cáncer”, señaló.

Esta infección de transmisión sexual, es muy complicada –dijo el profesor Moore- “porque la mujer sufre todos los signos, consecuencias y síntomas, pero el hombre solo es portador. En este sentido, parte de la prevención es ser muy cuidadoso y precavido cuando se tiene una pareja sexual; es muy importante usar siempre preservativo, sobre todo con personas que no se conocen o de la que no se tienen mayores antecedentes. El autocuidado es parte de la prevención”.

Por otra parte, el académico de la UTalca, recalcó que el seguimiento de este virus también es parte de la prevención de la enfermedad. “Cómo se detecta: a través del Papanicolau (PAP), que en Chile debe hacerse anualmente. Hay que recalcar y transmitir que todas las mujeres deben hacerse este examen cuando comienzan una vida sexual activa. No sólo después de los 40 años, que es cuando efectivamente la enfermedad es más frecuente”.

El profesor Moore explicó sobre esto último, que en sus investigaciones ha visto que “mujeres muy jóvenes mueren por este cáncer tras haber sido contagiadas incluso por su primera pareja”.

Moore insiste en que se trata de un cáncer “muy prevenible si nos cuidamos y nos protegemos con barreras como el preservativo. Y también existen vacunas para evitar la enfermedad. El Plan Nacional de Inmunización contra el VPH comenzó a vacunar a niñas hace ya un par de años (creo que debieran vacunarse los niños, también), y lo que hace, es que inmuniza contra las cepas más virulentas, haciendo un seguimiento a las niñas en un periodo de prueba. Hasta ahora no se reportan efectos secundarios”.

“No es una vacuna terapéutica, por eso se aplica a las niñas antes de que inicien su vida sexual”, explicó.

SEGUNDA CAUSA DE MUERTE

Respecto a cifras nacionales, el cáncer cervicouterino se ha transformado en la segunda causa de muerte en la población femenina entre 20 y 44 años; según datos entregados por el Minsal, el VPH es la infección más frecuente y se estima que entre el 20% y el 30% de las mujeres menores de 30 años, porta el virus.

Moore señaló que hace ya un par de años la tendencia en mujeres jóvenes es al alza, por lo mismo reiteró el llamado a prevenir usando preservativo en las relaciones sexuales.