Académicos de la Facultad de Ciencias de la Salud obtuvieron fondos para investigación




Recursos Fondecyt permitirán ampliar indagaciones en torno a nuevos antibióticos contra súperbacterias, reconocer marcadores biológicos que lleven a disminuir las trombosis e identificar elementos de la dieta (más allá del azúcar) que provocan caries.

Tres académicos de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UTalca, Esteban Durán, Iván Palomo y Rodrigo Giacaman, obtuvieran recursos para el desarrollo de investigación al adjudicarse el Fondecyt Regular.

El profesor Palomo -del Departamento de Bioquímica Clínica e Inmunohematología- señaló que, en su caso, se trata del proyecto "Frail older people with endothelial dysfunction has a high level of platelet reactivity and this is a predictor of vascular events", que durará tres años, en el que trabajará junto a los docentes de la Facultad de Ciencias de la Salud UTalca Eduardo Fuentes y Marcelo Alarcón; y de la PUC, Claudia Sáez y Paulo Marín.

Consultado al respecto, Palomo explicó que “la población mundial y chilena están envejeciendo (el 2025, será un 25% de la población) y el envejecimiento se asocia a mayor cantidad de patologías, entre ellas las trombosis (arteriales y venosas). Las personas mayores más frágiles tienen mayor posibilidad de desarrollar trombosis”.

Para evitar aquello, el equipo buscará “marcadores biológicos (especialmente de endotelio y plaquetas) que se asocien a riesgo de trombosis en personas mayores frágiles (respecto a no frágiles)”.

Entre otros, este trabajo permitirá caracterizar el síndrome de fragilidad en personas mayores, generar conocimiento al respecto, formar capital humano, desarrollar colaboración internacional y generar nuevas líneas de investigación para contribuir a la sociedad. “Al contar con más información científica de los procesos trombóticos en personas frágiles, se podrían buscar posibles blancos terapéuticos para disminuir las trombosis”, detalló el profesor Palomo.

SÚPERBACTERIAS

El profesor Durán, del Departamento de Microbiología, señaló que su proyecto, “Synthesis of novel dual-responsive polyanionic hydrogels for the localized and sustained release of α-helical antimicrobial peptides in multidrug-resistant bacterial wound infections”, tendrá una duración de cuatro años.

“Se trata de una investigación a gran escala e interdisciplinaria, desde las ciencias básicas hasta la aplicada, involucrando investigación en áreas de la bioinformática, química, nanotecnología, farmacología y microbiología, con el objetivo de desarrollar hidrogeles inteligentes e inyectables para la liberación sostenida y dirigida de péptidos antimicrobianos específicos contra bacterias multirresistentes”, explicó el académico.

Con respecto a los beneficios para la población de esta investigación, el profesor Durán dijo que “si no se hace nada al respecto, las infecciones causadas por súperbacterias resistentes a antibióticos, para el año 2050, podrían matar a 10 millones de personas cada año en todo el mundo, superando al cáncer y pudiéndose convertir en nuevas pandemias”.

Según Durán, “a nivel intrahospitalario, por ejemplo, existen numerosas bacterias -muy peligrosas- que han mutado y se resisten al efecto de cualquier tipo de antibiótico. Por otra parte, un número importante de personas hospitalizadas por Covid-19 y entubadas no mueren por el virus si no que a causa de infecciones asociadas a estas bacterias multirresistentes”.

De ahí la importancia de esta investigación, que “permitirá desarrollar nuevas alternativas de tratamientos que sean efectivos frente a estas súperbacterias y frenar su preocupante amenaza mundial”, dijo el profesor.

DIETA Y CARIES

Por otra parte, el académico Rodrigo Giacaman, director del Departamento de Rehabilitación Buco-Maxilofacial de la Facultad de Ciencias de la Salud UTalca, explicó que el proyecto titulado “Modulatory effect of dietary proteins and unsaturated fatty acids on caries-associated characteristics of saliva and the dental biofilm”, lo ejecutará junto a un “destacado equipo interdisciplinario con el que vamos a continuar una línea de trabajo que ya obtuvo dos proyectos Fondecyt anteriores y que persigue entender cuál es el rol de la dieta y los nutrientes, distintos del azúcar, en la caries dental”.

Giacaman señaló que el objetivo central de este trabajo es “comprender si lo que comemos afecta las características de la saliva y de las bacterias de la boca, a través de la absorción de nutrientes, condicionando cambios en el riesgo de enfermar de caries y desarrollar lesiones sobre los dientes”.

“Es una mirada novedosa a esta enfermedad crónica no transmisible, la más común del ser humano. Tradicionalmente el acento se ha puesto en el azúcar como el único elemento de la dieta relacionado con caries. Si bien, es un nutriente muy perjudicial, nuestra mirada se enfoca a componentes de la dieta que pudiesen ser beneficiosos para la salud general y bucal de las personas”, dijo el académico.

Consultado por el beneficio directo de este trabajo para la población, Giacaman señaló que “de confirmar nuestra hipótesis, las personas debiesen ser mucho más conscientes de su dieta y de sus patrones de alimentación para prevenir la aparición de enfermedades bucales, pero a su vez, significaría la necesidad de incluir a la caries dental en los programas y la política pública sobre alimentación saludable. A partir de estos hallazgos, será posible plantear una nueva forma de prevenir la caries dental, no solo a nivel de la boca, sino con una mirada más integrada de la persona y de su entorno sociocultural”.