Escuela de Verano de la UTalca resaltó importancia de la investigación científica




Durante tres jornadas estudiantes de pregrado de carreras de salud conocieron las experiencias y consejos de importantes académicos o alumnos de postgrado con respecto a cómo iniciar el trabajo indagatorio.

Con gran asistencia (sobre 700 personas, en promedio) se realizó la primera Escuela de Verano para la Iniciación en Investigación, dirigida a estudiantes de pregrado de las ciencias de la salud (EVIS). “La participación de los estudiantes superó las expectativas”, dijo César Rivera, académico de la Facultad de Ciencias de la Salud UTalca y coordinado de la actividad.

Rivera agregó que -en las tres jornadas online- hubo participantes de Argentina, Brasil, Ecuador, España, Chile, Perú, México y Venezuela, “la mayoría de ellos pertenecientes a las carreras de Odontología, Tecnología Médica, Medicina y Obstetricia y Puericultura. Además, se puede asistir de forma asincrónica. Para esta última modalidad, los estudiantes pueden registrar su asistencia hasta el 22 de enero”.

Los temas y expositores fueron “Experiencia de una estudiante de doctorado”, Marcela Cárcamo, Programa de Doctorado en Epidemiología, Universidad Católica de Chile; “Tipos de estudios en salud: seleccionando el mejor diseño para tu investigación I y II, María Elisa Quinteros, U. de Talca”; e Inmunodesregulación en cáncer oral y Covid-19, con Estefanía Nova, de la U. de Concepción, entre otros.

El profesor Rivera destacó que la ciencia “para el desarrollo de Chile y la Región del Maule es esencial, por una parte, como motor para una nación más robusta en términos productivos y, por otra, como insumo de cambio para los desafíos sociales y culturales que el país presenta. Necesitamos más talentos con capacidades reflexivas y analíticas”.

“En esta Escuela de Verano queremos promover un mayor interés de los estudiantes del área de la salud por la ciencia y una temprana alfabetización científica. Esperamos que en el mediano plazo esta iniciativa permita la incorporación de estudiantes en líneas de investigación tanto dentro como fuera de sus universidades de origen, y una mayor presencia de los egresados del área de la salud en programas de postgrado científicos”.

CÓMO INICIAR

Marcela Cárcamo, quien abrió la actividad, señaló a los alumnos, “si no tienen formación en investigación, no lo vean como una barrera, ustedes pueden vencer eso, acercarse a sus académicos y pedir orientación; en las universidades hay alternativas para empezar o aprender. Hay que ser perseverantes. Es clave tener ganas de seguir, aun cuando te encuentres con que tu idea ya fue investigada, por ejemplo. Debes ver otra opción”.

Cárcamo, quien compartió su experiencia como estudiante de postgrado en el extranjero, agregó que, en la investigación científica, “debemos cuestionarnos cuando nos topamos con una barrera. A veces el razonamiento tarda, por lo que debemos tener habilidades blandas, debe haber ‘química’ con el equipo de trabajo, tienen que ver con quién se llevan mejor para trabajar; elegir bien al tutor, que sea agente que no solo sepa mucho, sino también que tenga tiempo para atenderte, etcétera”.

La estudiante de doctorado también aconsejó a los alumnos y alumnas aprender “a leer y escribir bien sobre el tema que nos interesa… El nivel de inglés debe ser alto, lo óptimo es que tomen cursos del idioma, porque es prioritario, y luego rendir los exámenes de validación en el Instituto Norteamericano o en el Británico, porque para estudiar afuera les van a pedir un puntaje alto”.

La profesional señaló que, si bien algunas instituciones extranjeras aceptan alumnos con menos puntaje, los obligan “a tomar un semestre de inglés al llegar al país de destino, antes de comenzar el postgrado. En ese sentido los asiáticos son una competencia fuerte por los cupos, porque hablan muy bien el inglés y se llevan todas las plazas, sobre todo en Australia”.

BECAS

Cárcamo agregó sobre la posibilidad de estudiar con una beca en Chile, que “no son fáciles de obtener, porque postula mucha gente. Hay barreras como no cumplir con el nivel de inglés o no cumplir con el número de publicaciones. Aun peor, en pandemia la oferta de becas bajó y los fondos no son muchos, generalmente son del Estado o de algunas universidades. Por lo tanto, el nivel curricular es importante para poder competir… Pertenecer a una etnia, egresar de una universidad estatal o de regiones, también da más puntaje”.

“Lograr becas en el extranjero es más difícil, otorgan una buena suma de dinero, pero vivir afuera es muy caro”, señaló. “Ahora, la necesidad de estudiar en Chile o en el extranjero, va a depender de tu área de investigación. Hay programas de estudios muy buenos y de gran trayectoria en el país. Sin embargo, creo que hay áreas que están más desarrolladas afuera, pero hay que tener habilidades para adaptarse a vivir en otra cultura o alejados de la familia. Por ejemplo, salud laboral o ambiental, están más desarrolladas en el extranjero. Otro punto a considerar, es que estudiar un postgrado en Chile es muy costoso, o que afuera sacas el magíster en un año. Hay que sopesar bien los pro y contra, antes de decidir estudiar acá o en otro país”.

REVISIÓN

Otra expositora fue la académica de la Facultad de Ciencias de la Salud UTalca, María Elisa Quinteros, quien habló a los estudiantes sobre los tipos de estudios en salud. Consultada al respecto, la profesora señaló que lo más grave que puede suceder es “no reportar de quién es una idea o frase, eso es plagio. Siempre se debe citar la fuente o al autor”.

Sobre este punto, el profesor César Rivera dijo que en trabajos de postgrado o de investigación, es muy difícil hacer algo totalmente nuevo, “pero también es prácticamente imposible escribir igual a otra persona”.

Quinteros señaló que una buena herramienta para hacer investigación es el Scoping Review, “es una buena alternativa cuando uno no se puede hacer la revisión por pares cuando hace revisión sistemática. Se debiera pasar por dos o tres revisores, pero con Scoping se puede usar un solo revisor, por lo tanto, es más rápido”.

Por otra parte, la expositora Estefanía Nova, hizo hincapié en que la calidad de los estudiantes chilenos de postgrado es “maravillosa. En otros países llegan sabiendo poco, algunos solo tienen tres años de pregrado, o son muy cómodos”.