Tecnología Médica celebró 55 años de vida



La carrera, que forma parte de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UTalca, fue fundada en 1964, dentro de la sede Talca de la Universidad de Chile.

Mediante una semana de actividades recreativas y una ceremonia solemne de cierre, la Escuela de Tecnología Médica festejó sus 55 años de vida. La carrera, que forma parte de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UTalca, fue fundada en 1964, dentro de la sede Talca de la Universidad de Chile. Luego, en 1981, la escuela siguió funcionando en la UTalca, que nació de la fusión entre las sedes de la U. de Chile y la Universidad Técnica del Estado.

La directora de la Escuela de Tecnología Médica, Roxana Orrego, señaló que la carrera fue creada en 1964, “cuatro años más tarde que la de la U. de Chile. Hasta 1986 fue creciendo al alero de la UTalca. Sin embargo, en 1987 se discontinuar las carreras de la Salud en esta universidad, y en 1991, un 24 de julio, se reabrió la carrera, la única de las descontinuadas, por lo que en 1992 hubo nuevamente ingreso de estudiantes, cuando solo quedaba un curso de alumnos de cursos superiores”.

“En 2003 -agregó la académica- se abrió el edificio que nos alberga hasta hoy. Antes, salas, oficinas y laboratorios, estaban dispersos. Esto, le pertenece a todos los que hacemos esta hermosa carrera. En 2004 llegó la acreditación, y fue la primera escuela de TM en acreditarse a nivel nacional, con 7 años, la nota máxima. En 2011, logramos otra acreditación por 7 años. Sin embargo, aún hay desconocimiento sobre lo que hace nuestra carrera, por lo que es labor de todos nosotros difundir qué somos. Con el tiempo hemos ido teniendo otras facetas, convertidos en docente, en vendedores de medicamentos, en laboratorios de alimentos, criminalística, ambientales, porque sabemos hacer muy bien el trabajo de laboratorio, somos meticulosos y prolijos. También estamos en cargos directivos de alta dirección pública”.

Sobre el avance de la tecnología que podría reemplazar a estos profesionales, Orrego destacó que “ahora se usan las redes, sistemas informáticos de laboratorio que deben estar en nuestras salas, ya que estamos en la era de la telemedicina, entonces, qué mejor nombre de nuestra carrera”.

EXCELENCIA ACADÉMICA

En la ceremonia, el decano Carlos Padilla, agradeció “a todos los colegas tecnólogos y no tecnólogos médicos que han aportado en la formación de nuestros alumnos y exalumnos, a profesores que ya no están presentes entre nosotros. También quiero agradecer con mucho cariño a trabajadores que laboran en el ámbito académico y no académico, a tantos administrativos que han estado asociados a nuestra escuela por tanto tiempo y que han dejado impronta y están permanente pendientes de nuestras necesidades”.

“Cuando nació esta escuela, no existía este lugar. Era una U. de Chile pequeñita donde se incubaban los sueños de una gran universidad. Este año en particular, es un hito para la UTalca con los 6 años de acreditación que acaba de recibir; lo resaltan así los pares visitadores, la CNA; el ránking de la revista América Economía la deja como la 7a mejor del país ¿Cómo hemos podido desarrollar esta calidad? Como una universidad de excelencia, inmersa en la complejidad, con un reto más importante: mantenernos en esa complejidad. Resultado de eso, es -por ejemplo- que en los últimos tres o cuatro años, esta carrera, Tecnología Médica, tiene los mejores puntajes de ingreso junto con Medicina”, destacó el decano Padilla.

POSTGRADOS

El académico agregó sobre la carrera, que “muchos profesores se preocuparon de insertar a Tecnología Médica en la educación por competencias. Hoy está universidad les debe a ellos el aporte y ahora somos referentes en la materia. Además, hemos podido levantar el magíster acreditado de Ciencias Biomédicas y un doctorado en Ciencias Biomédicas, que se basan en los cimientos de la escuela de TM. Los 6 años de acreditación de la UTalca se basa en buena parte en el trabajo de los tecnólogos médicos de esta escuela, con investigación, con el doctorado. Felicito en ese sentido al profesor Iván Palomo por el premio que le concedió el Colegio de Tecnólogos Médicos a nivel nacional”.

En ese contexto, Padilla llamó a los estudiantes “a ser los mejores en la profesión, en investigación… La vara ha quedado alta y hay que levantarla. Para ello es fundamental la capacidad de conversar, asociarse, edificar una nueva escuela con mayor luz que irradie a las demás escuelas de TM del país, a la ciencia en las diferentes disciplinas; los tecnólogos médicos han tomado las banderas del desarrollo y lo han hecho muy bien”.

Sobre la comunidad estudiantil, la presidenta del centro de alumnos de la carrera, Escarlet Cerda, dijo que “la sociedad tiene que ver con cómo nos relacionamos como estudiantes. Sabemos que hay una crisis en la sociedad. Lo vemos en nuestra organización: los jóvenes tienen poco interés en aprender más allá de las materias, hay poca participación, creemos que reprimidos por una sociedad individualista. No es tarea fácil. La carga horaria tampoco ayuda. La salud mental debe ser tomada en cuenta. Tenemos altas tasas de depresión. Por eso llamamos a conocernos, a ser una familia. Las actividades de esta semana ayudaron. Esta es una gran profesión que abraza la rigurosidad y la ética a diario. Merece espacio en la consciencia sanitaria chilena, eso se logrará si nos hacemos responsables de darle a la profesión la relevancia que merece, orientando a otros profesionales, evitando que se margine. Apostamos por fortalecer el pensamiento crítico, y abogamos por un acceso a una salud digna y de calidad”.